El taller se centrará en la SALUTOGÉNESIS y la mejora del SENTIDO DE COHERENCIA (SOC), imprescindibles para gozar de una buena salud. Asimismo, el control del ESTRÉS, esa lacra de los tiempos modernos, también será el hilo conductor del seminario. Prácticamente el 80% de las dolencias modernas nacen del estrés incontrolado.

La Salutogénesis se centra en todo aquello que nos conduce a una mejora de la salud subjetiva. Algo que tendrá una influencia altamente positiva en los parámetros objetivos de salud.

En este taller de Medicina Psicoemocional, el alumno estará en condiciones de utilizar una batería de herramientas altamente efectivas y rápidas a la hora de detectar los resortes enfermizos del cliente/paciente. Para mejorar el SOC (Sentido de Coherencia) nos serviremos de diversas técnicas. También aprenderemos a detectar diferentes resortes de conducta universales.

Nuestra conducta del presente se ve influenciada, y mucho, por los resortes asumidos en la infancia como propios. Ello forma parte de nuestra identidad, aunque podríamos decir que no es nuestra identidad propiamente dicha. Nuestra identidad queda libre en cuanto nos liberamos de las pautas neuróticas que influyen negativamente en nuestro presente. Aquí ofrecemos algunos de los parámetros que se trabajarán en el taller:

COMBATIENDO EL ESTRÉS

CARACTER APOLINEO DIONISIACO.

Si conocemos bien el carácter del cliente será mucho más fácil mantener una comunicación efectiva con él. A través de una serie de test nos conoceremos mejor a nosotros mismos y mejoraremos el ojo clínico a la hora de evaluar los resortes emocionales del cliente.

LOS IMPULSORES DE LA PERSONALIDAD

Una herramienta muy útil del análisis transaccional. En la infancia recibimos una serie de informaciones que se quedan instauradas en lo más profundo de nuestro ser. El niño quiere que lo quieran, y en la persona adulta se accionan esos resortes inveterados.

Una vez que los detectamos, podemos cambiarlos, de modo que dejen de actuar negativamente sobre nuestro presente.

En el taller detectaremos cuáles son nuestros impulsores: Sé perfecto, Complace a los demás, Sé fuerte, Esfuérzate o Date prisa y aprenderemos a controlarlos, algo básico en el control del estrés.

EL PAPELÓN

Cada persona tiende a identificarse con un papel recurrente, al que llamaremos papelón. Una vez detectado y anulado este papelón, el cliente adquiere mayores cotas de libertad y de control sobre su propia vida. Estos papelones se ven reforzados, adicionalmente, por los impulsores de la personalidad.

El alumno conocerá sus propios papelones y aprenderá a detectar los de sus clientes. Se trata de una técnica diseñada por Alejandro Lorente de una efectividad máxima.

FOTO DE FAMILIA

Una técnica para detectar las anomalías sistémicas dentro del entorno familiar. Sin tener que recurrir a complejas constelaciones familiares, el coach se verá en condiciones de detectar estructuras enfermizas y darle herramientas al cliente para que ese importante pilar que es la familia no se convierta en un impedimento para la felicidad.
MENSAJE EN LA BOTELLA
Los mensajes inconscientes (o conscientes) recibidos de los progenitores o educadores pueden marcarnos la vida, tanto positiva como negativamente. El alumno aprenderá a descifrar estos mensajes, para transformarlos en el nivel inconsciente. Cambiar los mensajes nocivos puede llegar a ser determinante a la hora de eliminar la fuente del estrés.

Detectar las pautas de CONDUCTA perjudiciales y las que, por el contrario, son beneficiosas. Nuestra manera de actuar está determinada por nuestros VALORES y CREENCIAS.

Es importante conocer y superar los valores y creencias que impiden el progreso personal. Una mayor felicidad es el resultado de este proceso.

AUTOESTIMA y AUTOCONTROL: Tomar conciencia del poder de las emociones y saber cómo éstas afectan a la salud. Numerosas enfermedades pueden tener su origen en cuestiones emocionales.

Desarrollar la capacidad de PROYECTARSE EN EL FUTURO, algo que nos ofrece una perspectiva respecto a la situación actual. Ello es de vital importancia a la hora de establecer una línea clara de objetivos a seguir. Éste es uno de los procesos más eficaces del curso. Se trabaja a partir del inconsciente y es un aprendizaje que será útil tanto a corto como a muy largo plazo.